frontal_web

Antes de empezar con este análisis, tenemos que agradecer a PSA Retail la cesión de este DS 4 Performance para desplazarnos hasta la carrera. Podéis contactar con ellos en la Avenida das Mariñas 290 en Perillo, o a través de cualquiera de los métodos de este enlace.

La que solía ser la elegida para arrancar el circuito Coruña Corre todos los años, este año Los Rosales ha pasado a ocupar el segundo puesto en el calendario. Con un recorrido que no ha variado en los últimos años es una de las carreras que más llevaderas se hacen, siempre que conozcas sus peculiaridades y la hagas con cabeza, a continuación hablaremos de esto. Pero antes un poco de contexto.

001-2016-12-04-10-26-22

Los Rosales siempre suele ser una de las carreras que tiene tanta buena aceptación como ambiente, mucha gente que vive en el barrio se anima a estirar las piernas y los que no se visten de corto ese día se juntan en las aceras para animar a los corredores. Sin duda una de las carreras por los barrios con mejor animación.

Como ya he dicho antes, Los Rosales es una de las carreras más asequibles del Coruña Corre, siempre que se haga con cabeza. Casi más que en ninguna otra de las del circuito, en esta carrera es muy importante colocarse bien en los cajones en función de tu ritmo, ya que poco después del pistoletazo hay un giro muy pronunciado a derechas para dar una vuelta a la Plaza Elíptica muy dado a los sustos por empujones y demás.

 

005-2016-12-04-10-31-00

Una vez sorteada la Plaza Elíptica toca una de las bajadas más fuertes de todo el circuito para acabar a los pies del Millenium, seguida de una de las subidas que más hace subir las pulsaciones. Por eso es muy importante dosificar antes de esta subida para poderla afrontar sin comprometer el resto de la prueba. Una vez superado esto y hasta el Portiño se hace muy llevadero y las vistas al mar ayudan a llevar un buen recuerdo a casa, si bien hay que tener cuidado con el adoquinado y muchos eligen ir por el sendero de losas del medio para evitar sustos.

La verdadera carrera empieza al llegar al Portiño, cuando las cosas se ponen interesantes con una subida hasta San Pedro de Visma que se suele tomar bastantes víctimas. La primera pendiente te toca los pulmones y el resto de la ascensión garantiza unas piernas humeantes. Pero desde la rotonda de Visma ya está casi conquistada la meta, una corta bajada y la última subida hasta Los Rosales.

057-2016-12-04-10-58-44

Para mi, la recta de meta es una de los puntos fuertes del recorrido y, aunque pica un poco hacia arriba, es muy dada para los “piques” hacia la línea que siempre arranca los aplausos de los que han bajado a ver la carrera. Y tras el último sprint, el bollito de rigor y a comentar la experiencia con los amigos.

121-2016-12-04-11-06-03

La próxima cita será el 11 de enero en Matogrande para ayudar a bajar los polvorones y ya os podéis inscribir en este enlace, así que ya sabéis, a aprovechar el buen tiempo de estos días para poner las piernas a tono, que vienen curvas ¡Y cuestas!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.