Nuevo Citroën C3, ya disponible en PSA Retail

Nuevo Citroën C3, ya disponible en PSA Retail

Este contenido no habría sido posible sin la colaboración del concesionario PSA Retail, que amablemente nos ha cedido un Nuevo Citroën C3 para realizar los desplazamientos necesarios. Podéis contactar con ellos en la Avenida das Mariñas 290 en Perillo, o a través de cualquiera de los métodos de este enlace.

La carrera de Matogrande es la más reciente del circuito de carreras populares Coruña Corre y este año con una edición ya en la mochila vamos a intentar dar unas pocas claves para que podáis disfrutarla sin sobresaltos.

Lo primero es la planificación de vuestro desplazamiento hasta la salida. Matogrande no es precisamente conocido por que abunden sitios para aparcar, así que si os vais a acercar en coche tened esto en cuenta para no oír el pistoletazo de salida mientras buscáis donde dejar el coche.

Como es costumbre con todas las carreras de este circuito, el recorrido es más bien corto, con una distancia publicada de 6.625 m. Pero si tenéis miedo de volver con la camiseta sin sudar, no os preocupéis porque esto no será así. Como todas las carreras del circuito, Matogrande esconde sus ases bajo la manga, uno de ellos es que en vez de Carrera Popular de Matogrande sin problemas podría haberse llamado Carrera Popular del Campus de Elviña ya que por este rodaremos 5km.

No os preocupéis, es día de la carrera no habrá tráfico

No os preocupéis, es día de la carrera no habrá tráfico

La carrera arranca desde delante del Colegio Liceo la Paz, y callejea un poco por el barrio antes de salir destino al Campus de Elviña. Durante el trozo de recorrido por las calles del barrio no hay mucha novedad, piernas frescas y pendientes moderadas, junto con la típica congestión del primer kilómetro hacen que este fragmento pase muy rápido.

Primera rampa del recorrido

Primera rampa del recorrido

Pero justo al acabar el primer mil empieza “lo bonito”, con la subida a la rotonda elevada hacia el campus que se encargará de subir bien las revoluciones para lo que queda de carrera.

DSC06407

En el kilómetro dos nos encontramos una cuesta progresiva que termina picando bastante hacia arriba para dar la vuelta por el edificio de Magisterio. A continuación uno de los tramos más rápidos del recorrido de camino a la facultad de Empresariales. El tercer km está lo que más da que hablar de la carrera, una cuesta corta pero intensa justo por detrás de la Facultad de Informática, un verdadero rompepiernas, en la que es de vital importancia dosificar el esfuerzo. En la gestión de esta rampa es donde se ganan o pierden puestos, es uno de los puntos claves porque os puede dejar tocados hasta el final.

Los kilómetros cuatro y cinco son muy llevaderos, pero no viene mal después del muro del tres y cuando nos damos cuenta estamos en el kilómetro seis de vuelta en Matogrande. El desnivel no es grande, pero no os dejéis llevar por lo cerca que parece estar el arco de meta, porque la longitud de la recta engaña y tiene una pendiente que puede hacer perder posiciones si arrancas el sprint demasiado pronto.

El muro del averno

El muro del averno del km 3

Y después queda lo de siempre, arco de meta, bollito de chocolate y comentar la jugada con los compañeros de batalla. Sólo comentar que el año pasado la cola del avituallamiento era un poco lenta, pero nada del otro mundo gracias al buen trabajo de los voluntarios. Para finalizar si os puedo dar un consejo para esta carrera es el siguiente, no os dejéis guiar por los ojos, las distancias del Campus del Elviña engañan mucho.

La siguiente cita es el 1 de abril para la Carrera de la Torre de Hércules, la más bonita de todo el Coruña Corre para mi gusto. Pero antes nos vemos para el Coruña 21 el día 26 de febrero. ¡Hasta pronto!

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.